Dr. Rodney Pendarvis, DC

Soy Rodney Pendarvis, D.C. (Doctor of Chiropractic) otorgado por la Universidad de Parker en Dallas, Texas. Soy originario del estado de Luisiana en los Estados Unidos y crecí en Luisiana y Texas.

Cuando era más joven, antes de mi carrera como quiropráctico, tuve un disco herniado que apareció sin ninguna causa aparente. Esto sucedió un día cuando estaba trabajando. Acabo de girar para recoger algo lijera de un estante detrás de mí, y casi me caigo de rodillas en dolor.

Durante tres semanas tuve un dolor insoportable, pero continué trabajando y sufriendo todos los días con dolor intenso. Cada noche cuando llegué a casa, el dolor me puso de rodillas. Apenas tuve la fuerza para cruzar desde la entrada de mi departamento a mi habitación. Y cuando llegué a mi habitación, me tomó 20 minutos desvestir debido al dolor. No tenía apetito, no podía dormir, solo podía tumbarme en la cama, con la esperanza de quedarme dormido por el cansancio.

La gota que colmo el vaso vino cuando noté que en tres semanas había perdido casi 10 kilos. Pensé que me estaba muriendo, y pensé que si la muerte detenía el dolor, sería mejor.

Mis colegas comenzaron a preocuparse por mí también. Uno de ellos, recomendó que visitara un quiropráctico, otro trató de convencerme de ir a un médico. Estaba en agonía pero no quería tomar ningún tipo de farmacéutico, porque sabía que el medicamento solo sirve para enmascarar el problema. Tampoco quería ningún tipo de cirugía.

Fui afortunado de tener experiencia con quiroprácticos durante mi juventud y sabía que el tratamiento quiropráctico era más conservador que las otras opciones.

Busqué y encontré una quiropráctica cerca de mi casa y supe desde la primera visita que estaba en el lugar correcto. Después del primer ajuste quiropráctico (tratamiento), aunque todavía había algo de dolor, la intensidad había disminuido a la mitad. Después del comienzo de la segunda semana, empecé a sentirme mejor que nunca.

Después de la segunda semana de tratamiento, el dolor había desaparecido por completo. Continué con un régimen de ajuste para mejorar la función y la flexibilidad que había perdido durante mi enfermedad. Luego continué con los ajustes quiroprácticos para el mantenimiento y el bienestar.

Empecé a preguntar a mi quiropráctico más sobre la profesión quiropráctica y tomé la decisión de volver a la universidad para convertirme en quiropráctico también, porque quería ayudar a las personas a recuperar sus vidas como mi quiropráctico me había ayudado.

Ahora tengo más de 20 años de experiencia en la profesión quiropráctica, y sé que la quiropráctica puede hacer mucho más que aliviar el dolor de espalda.

El cuerpo humano tiene la capacidad de curarse a sí mismo de casi cualquier enfermedad. Solo necesita una buena comunicación entre el cerebro y el cuerpo que solo es posible con un sistema nervioso sano, una dieta saludable, ejercicio, buen sueño y bajo estrés emocional.

Como quiropráctico, mi función principal es asegurar que el sistema nervioso esté libre de interferencias (subluxaciones). Hago esto con ajustes específicos en la columna vertebral (tratamiento quiropráctico) y con recomendaciones para cambios razonables en el estilo de vida para permitir que el cuerpo se cure y obtenga una salud óptima.

He tenido la oportunidad de practicar quiropráctica en los Estados Unidos, el Reino Unido y España, y en 2012, tuve la suerte de que los gobernadores del Barcelona College of Chiropractic (BCC) me nombraron Director de Clínica, donde fui responsable del desarrollo de la clínica docente y el programa de estudios clínicos.

Fundé el Centro Quiropráctico Barberà en octubre de 2016 con la misión de mejorar la salud y el bienestar de mi comunidad y el entorno a través de la atención quiropráctica.

Los invito a que visiten la clínica pronto para una consulta gratuita para averiguar si la quiropráctica puede ayudarle.

Recuerde, solo usted es responsable de su salud.

Un Saludo, 

Rodney Pendarvis, DC

Escribenos

Puede leer nuestra política de privacidad aquí:
BCC logo

Clausula emitida por los abogados de La Asociación Española de Quiropráctica (A.E.Q.) LA QUIROPRÁCTICA está reconocida como profesión sanitaria por la Organización Mundial de la SALUD (O.M.S.) y tiene carácter sanitario en la mayoría de los países desarrollados del mundo. Sin embargo, en España no ha sido objeto de regulación y aun no se reconoce como una profesión sanitaria. Actualmente las titulaciones de “Doctor of Chiropractic” obtenidas en otros países después de 5 o 6 años de estudios universitarios y reconocidos internacionalmente tampoco son reconocidas como titulaciones oficiales en nuestro país.

© 2016 - 2019 by Centre Quiropràctic Barberà